EN BUS RUMBO A LOS ARROZALES DE NINH BINH

Segundo día de viaje, nos despertamos y ponemos rumbo a Ninh Binh. Cogemos un bus publico el cual tarda unos 90 min en llegar al destino, ya que va parando cada vez que ve a un peaton parada y le intenta subir al bus. Una vez en el pueblo alquilamos un par de motos y nos dirigimos a los arrozales, que aunque no pudimos apreciar las plantaciones de arroz, ya que fuimos en épocas de lluvia, pudimos disfrutar de la zona, los paisajes y las cuevas en barca por el río Tam Coc, con mucha calma y disfrutando del calorcito que hacía.

Después de haber hecho la ruta en barca por el río, y con mucho tiempo libre, nos decidimos a coger las motos y aprovechar el alquiler así que nos damos unas vueltas por el pueblo. Una vez devolvemos las motos y dado que el trayecto en bus se hace interminable, vamos a por el bus. Nos tiramos exactamente 2:15h de vuelta ya que el ayudante del conductor que nos tocó quería subir a diestro y siniestro a gente al bus… Paraba cada 5 metros, una locura.

Un día poco productivo para lo que podría haber sido, llegamos al centro de Hanoi a eso de las 20h y agotados, así que cenamos en una terraza con vistas a la Catedral de San Jose de Hanoi. Acabamos de cenar, tomamos una copa, aprovechando las vistas y nos vamos al hotel a descansar.

 

Rubén Fernández 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestShare on LinkedIn

Deja una respuesta